En todo negocio, así como en distintos aspectos de la vida cotidiana, la innovación juega un papel sumamente importante.

“No existe nada como la innovación, las ideas originales y revolucionarias siempre llegan a la meta” – Richard Brandson

Al vivir en un mundo globalizado y cambiante, la innovación nos permite adaptarnos y salir adelante por medio del desarrollo o mejora de nuestros productos y servicios; sin embargo, la sola creatividad no lleva a la concreción, innovar es precisamente concretar esas ideas, hacerlas realidad, conceptualizarlas y llevarlas a cabo.

A lo largo de estas cuatro décadas de operaciones de FINSA, hemos sido pioneros en desarrollo inmobiliario industrial. Nuestro sello ha sido ofrecer soluciones innovadoras a nuestros clientes, por ejemplo, fuimos los primeros en México en ofrecer parques dedicados al sector automotriz con programas just in time y just in secuence. También, fuimos pioneros en desarrollos industriales integrales en donde combinamos industria, vivienda y comercio.

El primer cliente que confió en nosotros fue General Motors, donde enfrentamos el reto de desarrollar las primeras edificaciones que logramos construir para sus divisiones en 1979, 1980 y 1981, con la premisa de contar con instalaciones innovadoras, con diseños y condiciones dignas para los trabajadores y que con ello se sintieran orgullosos de su área de trabajo.

Aunque empezamos atendiendo a clientes de la industria automotriz, hoy en día nuestro portafolio se ha diversificado gracias a la innovación de nuestros desarrollos. Hoy en día atendemos también al sector electrónico, médico, de automatización, metal-mecánico, de alimentos y bebidas, así como inyección de plásticos y logístico.

A la fecha, nuestro portafolio se ha modernizado y para muestra, muchas de nuestras naves industriales cuentan con la certificación LEED, de hecho, el 30% de los edificios industriales certificados en México, han sido desarrollados por nosotros; incluso construimos el primer edificio con certificado oro en Nuevo León, así como también nuestros parques industriales han sido certificados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) con calidad ambiental.

Hoy en día, en coordinación con la Asociación Mexicana de Parques Industriales (AMPIP) y por primera vez en México, estamos trabajando para obtener la certificación OEA, la cual emite el SAT, y cuyo propósito es agilizar y asegurar la cadena de suministro de las operaciones en el comercio exterior. A pesar de la incertidumbre política y económica, nuestra compañía se mantiene sólida y continuamos atendiendo la llegada de grandes compañías que vienen a invertir a nuestro país.

Está en nuestras manos crear el cambio que todos queremos por medio de la innovación, y son los grandes innovadores de la historia, aquellos a quienes no les bastó con ser solamente inconformes, se atrevieron a desafiar lo establecido y asumir riesgos para transformar la realidad, y hoy es momento de atrevernos a transformar la realidad de México.