Con el pasar de los años he sido testigo de la importancia de los principios y valores para el desarrollo tanto personal como institucional en la legalidad.

También creo firmemente que el trabajo en equipo es pieza clave en el mundo de los negocios, y sin valores la armonía de la cooperación y la confianza serían inexistentes al momento de esta sinergia.

Como muestra clara de la importancia de la integridad empresarial, el pasado 3 de Marzo FINSA obtuvo por cuarto año consecutivo el distintivo “ESR” como empresa socialmente responsable, el cual es otorgado por el “Centro Mexicano Para La Filantropía” (CEMEFI) a todos aquellos que integramos en nuestra visión de negocios el respeto por las personas, los valores éticos, la comunidad y el medio ambiente.

Uno de mis pilares personales es seguir trabajando para mejorar las condiciones sociales y culturales de mi país, contribuir a que éste crezca con valores y legalidad. Sin duda alguna, es un trabajo en equipo, requiere la participación de todos, desde gobiernos hasta instituciones privadas y sociedad en general.

Existen muchos ejemplos de organismos que en México están comprometidos con construir un mejor país, entre ellos, la organización “Hagámoslo bien”, con la cual tenemos el orgullo de colaborar; reconoce a organismos que promueven la ética y cultura legalidad de manera interna y hacia la sociedad, lo cual hemos logrado llevando talleres y cursos que promueven los valores con mas de 140 colaboradores nuestros.

Otro pilar importante es la educación y el fortalecimiento de los valores familiares. Uno de nuestros mayores aportes ha sido la creación de la Fundación FINSA, cuyo objetivo es impulsar la educación a través de becas a estudiantes de alto rendimiento académico en situación de desventaja económica, poniendo a su alcance las oportunidades para formar su futuro y convertirse en personas integras y competitivas, comprometidas con el desarrollo de nuestro país.

Sin duda alguna, 2017 es un año de cambios, y todos podemos aportar dentro de nuestro entorno algo positivo, ya sea cambiando la cultura empresarial, en nuestros hogares, o incluso en la calle, cada quién sumando desde su trinchera. Nosotros seguiremos comunicando, capacitando y actuando a favor del desarrollo social porque de algo estamos seguros, ¡los valores nunca pasan de moda!