Chueco Arguelles - Sergio Arguelles

Las nuevas tecnologías avanzan, y hoy en día hablamos de una disrupción digital, misma que ha llegado junto a nuevos competidores, nuevos perfiles de consumidor y nuevas generaciones de clientes y colaboradores.

Esta nueva disrupción digital es una evolución tanto del comportamiento de la gente, los negocios, e incluso de cómo se prestan servicios. Pero ¿qué caracteriza a las empresas disruptivas?, ¿esas que ya están a la vanguardia en esta era tecnológica?

Estas compañías cuentan con tres aspectos fundamentales: un liderazgo que entiende la importancia de las nuevas herramientas tecnológicas, expertos visionarios en búsqueda constante de innovaciones y jóvenes colaboradores que no tienen miedo de romper paradigmas.

Actualmente, la banca, telecomunicaciones y retail son los principales sectores que innovan en tecnología, además, se perfilan otros rubros como las aseguradoras, universidades y gobierno; aunque existen sectores que están siendo mucho más acelerados, donde sorprende el rápido desarrollo como lo es en la educación, la nube, ingeniería y construcción, hay otro tipo de industrias a las que les cuesta un poco más este tipo de adopción por la naturaleza de éstas mismas.

Esta transformación digital ofrece infinidad de posibilidades en todos los sectores y la generación de nuevos modelos de negocio. Hoy en día, el sector inmobiliario está inmerso en un proceso de digitalización con muchas similitudes al provocado por las Fintech, es decir,  empresas que ofrecen productos y servicios financieros, haciendo uso de tecnologías de la información y comunicación, de esta manera prometen que sus servicios sean menos costosos y más eficientes que los tradicionales.

En México, por ejemplo, la administración de los condominios residenciales y turísticos se suele llevar por escrito o en el mejor de los casos por Excel, con un enfoque meramente administrativo; ante ello, recientemente se presentó una aplicación móvil para la gestión de comunidades inteligentes, que ha sabido aprovechar este nicho de mercado, donde cada vez son más los condominios residenciales y turísticos de lujo, así como de nivel medio-alto los que forman parte de una oferta destinada a residentes cada vez más exigentes.

Dicha aplicación móvil, además de brindar la oportunidad de cubrir cuotas y otros pagos con tarjetas de crédito o débito, permite generar un sentido de comunidad, confiabilidad y agilidad en el flujo de información con los más altos niveles de seguridad y transparencia. El objetivo de la herramienta es simplificar las operaciones para niños, jóvenes y adultos, además de ser considerada ya una herramienta de venta y post-venta por constructoras, desarrolladoras y administradoras como ventaja competitiva.

Para la mayoría de las organizaciones, reducir la complejidad en la experiencia tanto para clientes internos como externos, es algo muy importante, ya que los clientes satisfechos son leales, gastan más y con mayor frecuencia, a la vez que los empleados contentos son más leales, productivos e innovadores. Es por eso que en los últimos años hemos visto aparecer toda una nueva ola de tecnologías que están impactando directamente en la experiencia del cliente, dentro y fuera de las organizaciones.

Lo que resulta más interesante de estas tendencias es que todavía se encuentran en sus primeras fases de su desarrollo, esto quiere decir que su uso y posibilidades están todavía por llegar y la siguiente fase de desarrollo nos va a traer nuevas formas para aplicar estas tecnologías. En base a esto, no cabe duda que independientemente de nuestro giro de negocio, ha llegado el momento de invertir en plataformas que nos permitan adaptarnos más rápido hacia la transformación digital y sacar provecho de ella.

-Sergio Arguelles