Sergio Argüelles - chueco argüelles

La actividad productiva demanda espacios para la operación de las empresas, y los parques industriales son una gran alternativa al contar con servicios e infraestructura idónea para la instalación de establecimientos manufactureros y el desarrollo de actividades relacionadas.

Además, contribuyen al incremento de la captación de inversión extranjera directa, generación de empleos directos e indirectos e innovación tecnológica.

Los beneficios de los parques industriales son evidentes como relevantes detonadores de desarrollo socioeconómico regional, tanto para el municipio como para la entidad federativa en la que se localizan, ya que estos sitios contribuyen con la decisión de corporaciones nacionales e internacionales para instalar sus fábricas y centros de distribución, en función de que requieren sitios bien planeados y administrados.

Ante esto, contamos con una serie de disposiciones legales, de infraestructura, urbanización, servicios y administración para los parques industriales establecidos en México que se incluyen en una Norma Mexicana (NMX-R-046-SCFI-2015) que prevé sus especificaciones con el fin de que los usuarios puedan operar en condiciones favorables.

En FINSA, todos los parques industriales que operamos en el país cuentan con dicha certificación, o se encuentran en proceso de obtenerla. El objetivo es promover la calidad y mejores prácticas, a través del cumplimiento de estándares. Los parques industriales que la cumplen, tienen la ventaja de ofrecer certeza en la calidad de la infraestructura a los clientes que se instalan ahí mismo, lo que incrementa el valor de los desarrollos, haciéndolos más atractivos.

Esta norma cuenta incluso con una nueva versión, la cual incorpora el desarrollo tecnológico de las telecomunicaciones y la seguridad, así como aspectos relevantes del medio ambiente y la calidad de la infraestructura. Lo que se pretende es que un parque certificado brinde a las empresas la disponibilidad de un área industrial en óptimas condiciones para operaciones de manufactura.

Esta nueva versión contempla criterios de aplicación con otras normas oficiales mexicanas referentes a instalaciones eléctricas, eficiencia energética en alumbrado de vialidades, normas ambientales sobre las descargas de aguas residuales y redes de drenaje.

Otros organismos como la AMPIP otorgan reconocimientos como lo son Parque Industrial Verde y Parque Industrial Sustentable para fomentar las buenas prácticas en este mercado, mismas con las que nuestros parques cuentan actualmente, entre muchas otras.

En FINSA, nuestro mayor interés, es ofrecer a nuestros clientes seguridad y calidad en nuestros parques industriales, a la vez que promovemos el desarrollo de nuestro entorno y nuestro país, entendiendo que una certificación es solo un aval detrás del gran esfuerzo que realizamos día a día por mejorar.