Pese a la volatilidad registrada este año, la Bolsa Mexicana de Valores tuvo unaño dinámico, consideró José Oriol Bosch, director del centro bursátil nacional.
Arely Sánchez

A pesar de la volatilidad de los mercados, que llevó a que ayer la viviendera Javer pospusiera su colocación accionaria, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha tenido un año dinámico que le permitirá enfrentar con mayor fortaleza la subida de tasas de interés de los bancos centrales a nivel global, sostuvo José Oriol Bosch, director del centro bursátil.

En conferencia de prensa por la colocación de certificados bursátiles de Finsa, el directivo destacó que a pesar del aplazamiento en la colocación de Javer, la BMV terminará el año con un nueve colocaciones accionarias, pues la semana entrante se listará a la escindida Telesites, con lo que prácticamente se duplicará el número de nuevas emisoras accionarias que llegaron a la Bolsa en 2014.

Reveló que Javer retomará su colocación accionaria en enero próximo, por lo que no se puede hablar de un freno en su llegada a la Bolsa.

José Oriol Bosch destacó que los inversionistas tienen ya descontado el efecto de subida de tasas referenciales alrededor del mundo que se dará en los próximos días, por lo que no hay razón para movimientos inesperados o extraordinarios en los siguientes días.

“La Bolsa Mexicana y el mercado mexicano ha respondido mejor que otros mercados. El impacto debería ser menor en comparación con los otros”, sostuvo.

Insistió en que este año, la Bolsa Mexicana de Valores tuvo también un gran dinamismo en materia de certificados bursátiles de desarrollo que han permitido financiar diversos proyectos de inversión en el País.

Prevén Finsa crecer más de 20 por ciento en 2016

Finsa, la desarrolladora y administradora de propiedades industriales en México, prevé crecer en 2016 por arriba del 20 por ciento en ventas y volumen de operaciones, dado el fuerte dinamismo que tiene el País en diversos sectores, especialmente el manufacturero y el automotriz.

Luego de la ceremonia de colocación del segundo Certificado Bursátil de Desarrollo de Finsa por hasta 5 mil millones de pesos, Sergio Argüelles, presidente y Director General de la firma, expuso que las buenas expectativas están basadas en la llegada de nuevas armadoras automotrices al País, que tiene un efecto multiplicador entre los proveedores mexicanos.

“Las armadoras apenas están llegando pero cuando empiecen a producir van a jalar a proveedores locales para que apoyen en su producción. Ese es el mercado al que queremos atender. El mercado de proveedores que atiende a las grandes armadoras es enorme”, dijo en entrevista.

Expuso que hace 22 años, cuando la alemana Volkswagen llegó al País, alrededor de 100 diferentes proveedores nacionales se colocaron alrededor de la planta para atender sus diferentes requerimientos.

“Con 10 nuevas armadoras que están llegando tenemos un potencial de mil proveedores que pueden albergarse en naves industriales. Traemos actualmente un crecimiento de 18 a 20 por ciento y no nos damos abasto en ciertos mercados. El 2016 lo vemos igual o incluso mucho más dinámico que este año“, expuso.

Enfatizó que el próximo año traerá a Finsa mejores ventas, en comparación con el 2015, ante la puesta de más empresas de producción, principalmente del sector automotriz y manufacturero.

La oferta pública restringida de los certificados de Finsa se llevó a cabo el pasado 2 de noviembre, bajo el esquema de llamadas de capital, con una primera emisión de mil millones de pesos

El CKD, con clave de pizarra “FINWSCK”, tendrá un plazo de 10 años. Los intermediarios colocadores fueron Casa de Bolsa Banorte Ixe, Casa de Bolsa Credit Suisse (México) y Casa de Bolsa BBVA Bancomer.