chueco arguelles - sergio arguelles

Hoy en día, podemos observar como la tecnología se va imponiendo en los sectores donde tiene acceso, y el caso del sector inmobiliario no es la excepción, ya que, junto con las nuevas innovaciones y soluciones tecnológicas dentro de la industria, han surgido las “PropTech” es decir, plataformas digitales que buscan responder a los cambios de hábitos de compra y el estilo de vida del cliente que demanda practicidad.

El sector PropTech está compuesto por aquellas startups que combinan un componente tecnológico con la aportación de valor al sector inmobiliario y está formado por diversas disciplinas que están transformando a la industria y que afectan a actividades tan distintas como la inversión, la comercialización, el financiamiento, la experiencia del consumidor, la gestión, el análisis de datos, entre otras.

El movimiento PropTech va más allá de los portales de alquiler y venta de inmuebles, ya que si bien las inmobiliarias online fueron las primeras webs digitales que se lanzaron al mundo inmobiliario, estas solo permitían hacer búsquedas en la red de inmuebles para comprar, vender o alquilar. Hoy, la nueva tecnología aplicada al mundo inmobiliario permite innovaciones en diversos sectores y nuevos modelos de negocio.

Por ejemplo, con el surgimiento del Crowdfunding inmobiliario, hoy se puede invertir en el sector sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero, ya que la compra de inmuebles se realiza de manera conjunta entre varios inversores.

En el campo del Internet de las cosas han surgido nuevas soluciones que permiten monitorear de forma eficiente las instalaciones de una vivienda y la integración de electrodomésticos inteligentes. Por otro lado, la tecnología Big Data y la inteligencia artificial han generado infinidad de posibilidades al permitirnos estimar el valor de un inmueble, así como los datos de este mismo, facilitando la toma decisiones para comprar, alquilar o vender un inmueble en tiempo real.

Y como la promoción de un inmueble resulta indispensable, diversas startups han surgido para publicitar estos espacios mediante visitas virtuales en 3D y 360°, incluso a viviendas que aún no han sido terminadas, mientras que la realidad aumentada permite visualizar el inmueble desde nuestra casa, como si estuviéramos dentro y las vistas aéreas a través de drones aportan una visión de la propiedad desde una perspectiva diferente.

Otra de las grandes sorpresas, han sido las empresas peer to peer, es decir, aquellas cuyas plataformas descentralizadas permiten a los propietarios alquilar o vender sus inmuebles directamente sin costos de intermediación. Estas empresas son un claro ejemplo de que el cliente digital se ha convertido en el foco de la acción comercial, lo cual permitirá que surjan nuevas innovaciones disruptivas en el sector inmobiliario; en este sentido, podemos concluir que la revolución PropTech no ha hecho más que empezar.